!Confiesate ya!El que no se confiesa, no va al cielo.



Santiago 5.16.
Confesaos vuestras faltas unos á otros, y rogad los unos por los otros, para que seáis sanos; la oración del justo,  obrando eficazmente, puede mucho.





 Información general aquí

Muchos apelan a San José para vender casas

MELISSA TRUJILLO / AP 
BOSTON
Judy Moore sabía que tendría dificultades para vender la casa con una entrada al garaje tan empinada. Y en busca de ayuda no apeló a un publicista ni a otro colega en el negocio de bienes raíces, sino a alguien a quien no había acudido desde la anterior depresión en la actividad inmobiliaria: San José.

La mujer enterró una imagen del santo católico boca abajo en el jardín de la casa. Y muy pronto concretó la venta.

''He visto todo tipo de mercados, y creo que se puede acudir a cualquier potencia que pueda hacerlos marchar'', comentó Moore, agente de bienes raíces en Lexington, un suburbio de Boston.

Ahora que ha empezado a calmarse el alza vertiginosa de los precios de las viviendas después de cinco años, los propietarios y los agentes inmobiliarios desde el norte de Boston hasta California están haciendo todo lo posible para concretar las ventas, lo que para algunos significa depositar su fe en la pequeña estatuilla de un santo.

Los vendedores de artículos religiosos dicen que las ventas de estatuas de San José han subido el año pasado en todo el país.

Las instrucciones que acompañan las imágenes de San José sugieren enterrarlo boca abajo o arriba, en el jardín del frente, el jardín trasero, o cerca del cartel ''En venta'', mirando a la casa, el cielo o la calle, además de rezar una plegaria o pedir sencillamente que aparezca un comprador.

José, el carpintero y marido de la Virgen María, es el santo patrono de los trabajadores y los que buscan casa, entre otros. La creencia de que San José ayuda a vender casas data de la época de Santa Teresa de Avila, una religiosa del siglo XVI que enterró una medalla del santo y le rezó para que le ayudara a conseguir terrenos para conventos. El ritual parece haber dado resultado y a partir de allí se difundió la práctica, con sus variantes.

La tradición moderna en Estados Unidos se remonta a por lo menos cuatro décadas y se cree que cobró popularidad primero en la costa este de fuerte presencia católica.

''En épocas de crisis la gente intenta de todo'', comentó el religioso Harvey Egan, profesor en el Departamento de Teología del Boston College. ``Mucha gente acude a Dios o a los santos o a la religión en momentos de crisis. No debería ser así, pero así es como son las cosas''.

Tomado de:
http://www.miami.com/mld/elnuevo/business/15744333.htm

Para escribirnos pulse Aquí

Información general aquí